Valdemingómez vuelve a los tribunales

Una de las plantas de tratamiento de residuos de Valdemingómez

Por Isa Mendi

El vertido de más de 200.000 toneladas anuales de residuos de la Mancomunidad del Este en Valdemingómez ha vuelto a los tribunales. El grupo municipal de Más Madrid en la capital presentó el 16 de julio un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para que no se perpetúen estas instalaciones situadas en el distrito de Villa de Vallecas como «vertedero de reserva de todo Madrid». «Se calcula que se ha reducido la vida útil de Valdemingómez en seis meses y si hay nuevo rebrote los residuos tipo 2, que serían mucho más que los actuales, cuando estamos en fase valle, se irían directamente al vertedero y la vida útil continuaría reduciéndose», advirtió el concejal José Luis Nieto, que registró el documento junto a sus compañeros Paco Pérez y Esther Gómez.

Por su parte, el portavoz de esta formación en Puente y Villa de Vallecas, Paco Pérez, explicó que mientras, la vecindad de Vallecas sigue «haciendo una aportación importante de solidaridad soportando unas cargas que nadie quiere». «Pretendemos que este traslado no se perpetúe en el tiempo y cuanto antes, y si la justicia nos da la razón, se los lleven al vertedero de Loeches, que ya tiene vasos terminados para poder depositar basuras».

La edil Esther Gómez, por su parte, destacó que la llegada de los residuos del Este explicita «un fracaso de la política de la Comunidad con su gestión de residuos», junto a no haber puesto en marcha a tiempo la instalación de Loeches, «que era su obligación». «Pone en riesgo con un aumento de más de 200.000 toneladas de residuos en Valdemingómez todo lo avanzado en anterior legislatura en reducción de vertidos y el plan, que estaba más que clarificado con entidades vecinales, apostando por el cierre de la incineración en 2025», dijo Gómez, que ha añadido que este convenio «no trata por igual a todas las partes porque el principal perjudicado es la ciudad y especialmente los vallecanos y vallecanas».

Saturación

«Los vecinos de Vallecas siguen notando un incremento de olores y molestias provocadas por el vertedero», continuó su compañero José Luis Nieto, que recordó que a finales de junio tuvo lugar un incendio en Valdemingómez. En este punto, destacó que el vertedero «se está saturando más rápido, de modo que su vida útil se está reduciendo unos 6 meses en el vaso en el que actualmente se está vertiendo en Las Dehesas”. “Se debe en parte al vertido de residuos del Este, pero también al vertido de residuos biosanitarios tipo 2 no peligrosos», puntualizó.

Por último, Paco Pérez recordó que la incineradora «está funcionando actualmente sin contrato». «Nos imaginamos que harán una convalidación del gasto, pero es una situación atípica. Si hicieran un contrato tendrían que poner un plazo de vigencia y se vería la verdadera voluntad de este gobierno de cerrar la incineradora en 2025 o no. Estamos en una situación administración irregular porque se está funcionando una instalación tan sensible como la incineradora sin contrato», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 44 + = 46

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.