Una mirada a la convivencia en la Educación Secundaria

La jornada de socialización que tuvo lugar en el salón de actos del CEPA Entrevías

El informe de la Mesa de Convivencia analiza la situación desde la doble perspectiva alumnado-profesorado de 15 centros educativos de Puente de Vallecas

Por Mesa de Convivencia de Vallecas

Antes de la pandemia habíamos iniciado un arduo trabajo de análisis de la convivencia en centros de educación secundaria de Vallecas. Las circunstancias marcaron su desarrollo, primero, delimitando los centros; y luego, interrumpiendo el proceso durante casi un año.
En estos días nos estamos reuniendo con responsables de los 15 centros participantes en el informe para compartir el resultado final, haciendo especial hincapié en sus conclusiones y en sus propuestas.

El informe plasma opiniones del alumnado y del profesorado de los 15 centros, recogidas a través de dos cuestionarios diferenciados: una encuesta online, enviada a través de los equipos directivos de los centros, y la otra en papel, para aplicar directamente en las aulas a los escolares de diferentes cursos de ESO, Aulas de Compensación Educativa y UFIL (Unidad de Formación e Inserción Laboral). Por tanto, el documento también presenta un análisis de las respuestas aportadas.

Los resultados obtenidos muestran mucha coincidencia entre profesorado y alumnado.
Los centros educativos, institutos en su mayoría, son macro espacios donde conviven todos los días miles de personas de diferentes generaciones, procedencias, funciones y profesiones. Todo ello va conformando un sistema en sí mismo, que se gestiona con normas, sanciones y estructuras. Hay muchas personas, sobre todo estudiantes, que no siempre se adaptan.

La fachada del colegio público García Morente, en la calle Barros con Ronda del Sur

Los problemas están presentes en los espacios de recreo y, por otro lado, dentro de las aulas. Los primeros marcan las relaciones entre iguales y a veces pasan del barrio al colegio y viceversa. En las aulas, los problemas repercuten sobre todo en los aprendizajes. Cuando hablamos de problemas, nos referimos a peleas, insultos y agresiones, que representan un 33% de las respuestas del alumnado. El 44% de las respuestas del profesorado se refiere a conflictos e incumplimiento de normas por parte del alumnado, que viene a ser más o menos lo mismo que lo anterior. Parte del alumnado se queja de ciertos comportamientos del profesorado que grita, amenaza y expulsa. Y también de las normas y sanciones de los centros, muchas veces percibidas como injustas. Los problemas de convivencia tienen consecuencias sobre la motivación para los estudios, absentismo y la imagen de conflictividad en un centro provoca rechazo por parte de las familias.

Causas

Al analizar las causas, las respuestas apuntan hacia la “falta de educación”, que, en gran medida, se achaca a las familias del alumnado más conflictivo. A continuación, se identifica el entorno del barrio. Esta consideración está relacionada con las carencias. Muchas familias no se ocupan, tienen largas jornadas laborales y hay problemas en casa. Las familias están ausentes de los institutos. Son pocas las que buscan la comunicación, asisten a reuniones informativas o requieren más calidad a los centros. La escuela se ve desbordada cuando la problemática social del entorno es muy grave.

Otra línea de reflexión se refiere al propio modelo, caracterizado por la masificación de los centros, los recortes en recursos tanto materiales como humanos y la política educativa de inversiones insuficientes. También se identifica una discriminación favorable a la enseñanza privada, planteando la “libertad de elección”, que justifica la oferta de más plazas en centros privados concertados. La contrapartida de los pagos de cuotas, uniformes, cobros por actividades extraescolares, etc… genera dos redes diferenciadas, donde la primera es de las familias que “eligen” y la segunda es la de las demás.

Propuestas

Desde la Mesa proponemos el incremento de programas de sensibilización hacia el alumnado que fomenten actitudes tolerantes y mejoren las relaciones entre iguales y diversos. Hay que insistir en la formación del profesorado para tratar la conflictividad en las aulas. En un sentido general, hay que humanizar el ambiente escolar, organizando grupos más reducidos, haciendo más participativo el proceso de establecimiento o revisión de normas, mejorando las relaciones. El informe es muy amplio. Esperamos que pueda ser útil para ir mejorando la convivencia en los institutos y en todos los centros educativos de Vallecas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 5 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.