Tengamos una cita, no te cortes

Por Concha Párraga, Marisa Gascón y Patricia Carlavilla, enfermeras de los CS Campo de la Paloma y Ángela Uriarte, y del Servicio Móvil Madrid Positivo

Después de lo aprendido en pandemia, tenemos varios tipos de forma de atención a nuestra población: a demanda en consulta, cuando una persona solicita cita con su médico o enfermera de familia; programada, aquella que ofrecemos los profesionales para hacer seguimientos de ciertos procesos de salud o enfermedad y que somos nosotros los que los gestionamos directamente; y la telefónica, cuando la población intenta solucionar problemas de manera no presencial y nosotros mismos podemos ver una oportunidad para ofrecer servicios específicos como prevención de cáncer de mama, de próstata, de colon etc… en campañas de vacunación o crisis sanitarias por olas de frío o calor.

Las citas telefónicas son muy útiles para resolver cuestiones sin que el paciente se tenga que desplazar al centro de salud y para aumentar el número de seguimientos proactivos por parte de la enfermera a las personas con patologías crónicas. Este nuevo enfoque de trabajo refuerza la relación terapéutica con la persona y la familia, ya que se da un servicio muy personal. Además de estas formas de atención específicas, también hay que diferenciar dónde se realiza esa actividad: en el centro de salud o bien en los domicilios en el caso de que las personas no se puedan desplazar.

No podemos olvidarnos de otra de las patas de atención a la población que es la atención a la comunidad. Esto significa que podremos ofrecer (o nos pueden demandar) nuestros servicios en la comunidad (escuelas, asociaciones, centros cívicos, activos en salud, etc…) y en este caso atenderemos a un tiempo a un grupo de personas ofreciéndoles algo tan importante como es la educación para la salud.

Pero, ¿cómo puedo acceder a estos servicios? Puedo usar la vía tradicional de acercarme al centro de salud para solicitar la cita a la unidad administrativa (UNAD) o bien llamando por teléfono, pero no es el método más cómodo ya que estos profesionales tienen que realizar muchas actividades diarias además de la atención directa al usuario y por ello muchas veces faltan manos para poder atender todas las llamadas de teléfono.

Aplicaciones móviles

También se puede usar la aplicación que para tal fin ha habilitado el Servicio Madrileño de Salud. Es una aplicación muy sencilla y cómoda y lo único que se necesita es un smartphone. Se llama ‘Cita Sanitaria en Madrid’ y podemos pedir cita a nuestro médico de familia y pediatra, enfermera, matrona o trabajadora social, así como las primeras citas en especializada o para información sobre coronavirus. Por otro lado, la app de la Tarjeta Sanitaria Virtual es muy intuitiva de manejo, previa descarga y paso por el centro de salud para que nos den un código QR para validarlo.

Os animamos a que os descarguéis las aplicaciones para poder hacer uso de sus ventajas y desde luego nosotras estamos deseando que nos pidáis cita y poder vernos para poder trabajar activamente sobre vuestra salud.

Todos juntos trabajando por y para la Atención Primaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 9 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.