Paralizado el desalojo del CSOJ Atalaya

CSOJ Atalaya

ROBERTO BLANCO TOMÁS.

En rueda de prensa convocada el 8 de julio a las 10:30, participantes del CSOJ Atalaya han anunciado la aceptación del recurso interpuesto por el centro, lo que supone la paralización del desalojo previsto para ese mismo mediodía y la permanencia del colectivo en el edificio al menos mientras dure el proceso judicial, que se estima en uno o dos años.

Ante tan estupenda noticia, los participantes en este centro social okupado juvenil han querido comenzar su intervención agradeciendo el apoyo a todos los colectivos, organizaciones, entidades e individualidades que han apoyado el proyecto, que de hecho son la práctica totalidad del entramado asociativo y de movimientos políticos y sociales de Vallecas. Y es que si algo ha quedado claro en estos meses es que el barrio reconoce la Atalaya como un recurso propio, algo nuestro que no vamos a permitir que nos quiten. Así, varios participantes del centro han procedido a leer la larga lista de apoyos, que se ha prolongado un buen rato.

El CSOJ Atalaya tiene la especificidad de ser un centro juvenil, construido por personas en su mayoría menores de 30 años, pero abierto a todos los vecinos. En su hasta la fecha corta existencia ha albergado actividades de tipo muy diverso, desde deportivas hasta culturales, pasando por toda clase de talleres, actos, conciertos, cine de verano y un largo etcétera dentro de una actividad constante. Por ello, sus integrantes se preguntan “¿quién puede tener algún interés en que esto vuelva a ser un espacio vacío?”. “Algo debe de ir mal —reflexionan— para que un Estado vea en esto un peligro”, en referencia a la actividad de la gente joven que encuentra en la Atalaya un espacio para desarrollar sus inquietudes.

Felizmente, con esta noticia queda claro que el proyecto de la Atalaya seguirá adelante durante bastante tiempo. La semana anterior se recibía la notificación de la medida cautelar que perseguía que durante el juicio el espacio quedase vacío. Ante dicha medida, el centro interponía el mencionado recurso, basándolo en tres pilares: en primer lugar, que el IVIMA —propietario del espacio— se había comprometido a no dar pasos hacia el desalojo y sentarse a dialogar; en segundo lugar, que la entrada de los jóvenes al edificio fue algo “para mejor”, dado el estado de degradación en que se encontraba, que gracias al trabajo conjunto se está revirtiendo de día en día con resultados sorprendentes; y en tercer lugar, el enorme abanico de actividades ya citado, que ya forman parte del tejido vecinal. Como decíamos, el recurso ha sido aceptado, lo que garantiza de momento la continuidad del proyecto al menos mientras dure el proceso.

Para terminar, los participantes del CSOJ Atalaya destacaron que “la victoria de hoy es propiedad de todos y todas, y propiedad de nadie. Ha sido el movimiento popular de Vallecas: él lo ha conseguido”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 2 = 4

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.