Manuel Biencinto y Martínez

La paralela a la calle de Biencinto Martínez ya se llamaba Doctor Salgado, y entre ellas, Nuestra Señora de las Mercedes y San Máximo (Puerto Suebe)

Por José Luis García Heras

En los dos capítulos anteriores ya nos hemos referido al matrimonio de Melquíades Beincinto e Isabel Martínez de la Riva y a su hijo Manuel. En 1899 Manuel Biencinto obtuvo el título de bachillerato en el instituto San Isidro y estudió abogacía. En noviembre de 1910 se casó con Amparo Gómez Lumbreras, hija de ganadero.

En 1911 fue candidato a concejal en Madrid y elegido jurado en 1915. Vivió en la Avenida de Alfonso XIII, 10 (Avenida de la Albufera) y en la calle de Pérez Galdós, 1 (Santa Julia). Aficionado a torear becerros y novillos, llegó a ser propietario de una ganadería de toros de lidia, que había pertenecido a Víctor Biencinto y Fernández, primo de su padre.

Ya en 1900 existía la calle de Biencinto Martínez que, posteriormente, se llamó Reina Victoria y Avenida de García Hernández, en 1931. Después de la Guerra Civil y hasta finales de los 50, calle de 18 de Julio, y de Puerto Canfranc, después.

En 1936, poco después de comenzar la Guerra Civil, Manuel fue detenido en el Radio Comunista, instalado en el convento del Ave María y asesinado posteriormente: “Residente en la calle Santa Julia, 1. Le fue incautada su finca por el Socorro Rojo […]; fue detenido en dos ocasiones [para que] descubriera donde estaba su amigo íntimo –Salazar Alonso–. [Al no conseguirlo] fue fusilado.” (Historia de la Pequeña Rusia, Francisco Fdez-García, pág 151). [Su amigo, Rafael Salazar Alonso, afiliado al Partido Republicano Radical de Lerroux, había sido alcalde de Madrid y antes ministro de la gobernación. Fue condenado a muerte y ejecutado tras el comienzo de la Guerra Civil]

Su muerte

De la muerte de Biencinto fue acusado Amós Acero, alcalde de Vallecas en 1936 y juzgado al finalizar la contienda (fue condenado a muerte y ejecutado en 1941). En su pliego de descargo, entre otros casos, se refiere al de Biencinto: “Por averiguar el paradero e intentar el rescate del desaparecido y después asesinado D. Manuel Biencinto, saben sus familiares y amigos hasta donde llegaron las actividades del declarante aunque por desgracia no lograse su localización”.

Y en un aval a favor de Acero, presentado por José López Lumbreras, cuñado de Manuel, se dice: “Amós Acero no creo que haya tenido parte por comisión o inducción, en el asesinato de mi hermano político, Manuel Biencinto Martínez. Por el contrario, cuando conocida su detención [acudí a la ayuda del] citado Sr. Acero, este con ardor y diligencia, puso cuantos medios tuvo a su alcance para [localizar] al detenido, realizando gestiones cerca de las organizaciones políticas y sindicales. Cuando todo esto se realizaba, apareció muerto mi infortunado pariente, lo que produjo al Sr. Acero el más vivo dolor […], ya que de antiguo le unían al fallecido lazos de sincera e íntima amistad (23-4-1940)”.

Entre los cadáveres recogidos en el término municipal de Vallecas uno de ellos es el de Manuel Biencinto: “Fecha del hallazgo: 31-8-36. Natural de Vallecas, hijo de Melquíades Biencinto y de Isabel, domiciliado en Puente de Vallecas, Pérez Galdós 1, propietario, casado se ignora. Falleció en el kilómetro 6 de la Carretera el 31-8-1936”.
Fuente: unvallecano.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.