La voz de la sanidad pública de Vallecas

Los profesionales luchan sin descanso, poniendo en riesgo su vida y la de sus familias, para ganar la batalla al Covid-19

Por Isa Mendi / Vallecas VA

Siempre han estado ahí, aunque tal vez la sociedad nunca ha sido tan consciente como ahora de su importancia. Son los profesionales de la Sanidad Pública de Vallecas, de Madrid y de toda España. Ahora sobre sus hombros recae la gran responsabilidad de frenar la expansión de la silenciosa y cruel enfermedad del Covid-19. No tienen ni antifaz ni capa ni se consideran héroes, pero para la población sí lo son. Sin los medios adecuados, sin las protecciones que están tardando demasiado en llegar y sin espacio en los recursos asistenciales, están dando una lección de entrega hasta el límite de sus fuerzas sin importarles caer en esta dura batalla para tratar de salvar a sus pacientes. Se quedan con lo bueno, con el aplauso de la gente confinada en sus casas. A buen seguro, no tendremos tiempo suficiente en muchos años para agradecerles su trabajo.

Lola, enfermera de Urgencias del Hospital Infanta Leonor, explica a este periódico que siente que “se está maltratando a la población de Vallecas”. “Entre el nuestro y el Virgen de la Torre tenemos 360 camas aproximadamente (260 el Infanta) y ahora hay 750 ingresados físicamente con tan solo 27 puestos UCI. Esta es la magnitud del problema. Esto demuestra que la población de Vallecas tiene más mortalidad por falta de medios. Soportamos más que otros hospitales más importantes. Mientras, la opaca sanidad pública tiene no sabemos cuántos puestos UCI libres”, comenta.

“Y eso, nos ahoga día a día como profesionales que no podemos dar la atención que precisaría cada caso y elegir quien tiene más posibilidad de sobrevivir. Lo de los equipos de protección pues lo dicho por todos los sitios, muy contados y reutilizados en contra de toda norma”, continúa esta profesional.

Entre tanta adversidad, la única nota positiva que ve es la actitud de la gente, sus ánimos, la pancarta de bukaneros, las iniciativas populares (pantallas, mascarillas, agua para los enfermos, aperitivos para los trabajadores)… “Es lo que tira de nosotros día a día, el no sentirnos solos en esto”, reconoce. “¿A quién no le gusta verse un héroe? Pero no somos héroes, somos trabajadores y personas que sentimos y padecemos. Los verdaderos héroes son ellos, los enfermos, que luchan con uñas y dientes. Los vallecanos además son fuertes. Nuestras victorias son ellos, los que se van de alta”, dice, con rotundidad.

A modo de consejo, recomienda utilizar guantes “cuantos más bastos mejor” y recuerda que la mascarilla solo es necesaria a menos de un metro de otra persona.

Por último, Lola manda un mensaje a esos vallecanos. “Que se cuiden, que esto no solo es de personas mayores, que no salgan de casa, así se evita el mayor número de contactos posibles y así la propagación rápida. Y que los que por lo que sea hayan sido contagiados decirles que tampoco están solos que en el Infanta lucharemos por todos y cada uno de ellos con todos los medios que tengamos”, concluye Lola.

Ayudas y cuidados

“Nos parece maravilloso cómo se está moviendo la gente para cuidarnos, para ayudarnos y para sentirse útiles. Nos parece algo genial como la gente se mueve y piensa en los sanitarios como personas principalmente importantes para  soportar eso”, dice Mila, enfermera del Hospital Virgen de la Torre, a Vallecas VA.

Para ella y sus compañeros y compañeras, el trabajo es duro, “porque físicamente supone un esfuerzo doblado al que ya hacemos cada día con los pacientes”. “Es mucho más trabajo físico, y el psicológico pesa cada vez más. Además, todas estas cosas nos las llevamos a casa, física y psíquicamente, pensando en lo que nos podemos traer a compartir con nuestra familia. Pero nosotras en el hospital estamos muy unidas, tenemos un compañerismo, aparte del que ya teníamos que se nota que crece”, añade. “Esto va a pasar, trabajamos para ello y con la solidaridad y apoyo y cumpliendo las normas acabaremos con él antes de lo que parece”, argumenta esta profesional.

“Como médico de atención primaria hago un llamamiento a la responsabilidad. Cada esfuerzo suma en contener las cifras que no paran de crecer. El esfuerzo del personal sanitario va a ser fundamental. La Atención Primaria es una de las claves para contener la epidemia y frenar una curva que no para”, comenta Manuel Linares, doctor de Medicina familiar y comunitaria del Centro de Salud Buenos Aires.

3.000 cartas de ánimo a los pacientes

La iniciativa puesta en marcha por médicos residentes del Hospital Universitario Infanta Leonor para hacer llegar cartas de ánimo de forma telemática a los pacientes ingresados por Covid-19 ha recibido una gran respuesta. Según fuentes del centro, alrededor de 3.000 misivas se han recibido tanto desde la región como desde otras partes de España (Valencia, Sevilla, Asturias) e incluso del extranjero (Reino Unido, Argentina, México…). De ellas, ya se han distribuido en torno a la mitad gracias a la colaboración del personal de enfermería, que es quien las entrega en mano siempre que el paciente sea receptivo a la iniciativa. La dirección de correo electrónico para enviar estos escritos es covid.vallecas@gmail.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 2 = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.