El deporte de Vallecas se reinventa para seguir en forma

El Centro Deportivo Municipal de Entrevías, cerrado al público. Autor: Mar Torrado

La alternativa en esta época de confinamiento forzado por el Covi-19 pasa necesariamente por entrenar desde casa

Por Mar Torrado/ Manolo Jiménez / Vallecas VA

La actividad deportiva en los distritos de Puente y Villa de Vallecas continúa pese al cierre de instalaciones públicas y privadas (polideportivos, centros culturales, colegios, gimnasios…) y la paralización de las competiciones federadas y no federadas de las diferentes disciplinas decretado por las autoridades debido a la rápida extensión del coronavirus en nuestra ciudad, en nuestra región y en nuestro país. Ante esta complicada situación de confinamiento de la población, clubes, entidades y vecinos a nivel particular han tenido que agudizar su ingenio y, con la necesaria complicidad de las nuevas tecnologías, elaborar propuestas de ejercicios para mantener la forma física sin salir de casa, en muchas ocasiones con los salones, terrazas y patios convertidos en improvisados gimnasios. Vallecas VA ha querido aprovechar esta situación para recoger los testimonios de vallecanos dedicados al deporte para conocer cómo están viviendo estos días.

Eduardo Lozano, entrenador y Maestro Nacional 5º Dan de taekwondo del club Sport Kyoto, daba clases en el polideportivo de Entrevías hasta la clausura de este recinto municipal el pasado 12 de marzo. “Es lo más recomendable para frenar la epidemia. Ha habido como un parón absoluto, estamos sin saber qué hacer y un poco a la expectativa de la evolución de todo esto”, explica. 

Considera que en estos momentos, la alternativa es “dar clases on-line para difundir nuestra actividad y hacer un poco un seguimiento de los alumnos en especialización”. “Estamos aportando retos para que la gente haga deporte en casa, meter algunas clases online abiertas, gratuitas, para hacer deporte en familia, para que la gente se eche unas risas, algo tan sencillo como que un padre esté con su hijo entrenando. Es importante para evadirnos del problema. Eso va a existir y se hace de manera altruista. Si alguien luego se quiere especializar, para eso estamos. Pero vamos a dar esa opción para que todo el mundo conozca nuestro deporte y esté ese ratito para olvidarse de los problemas”, añade Lozano.

A su juicio, la actual situación está sirviendo para reforzar algunas cosas, “valores del compañerismo, de hacer simplemente deporte, no de alcanzar campeonatos ni medallas, valores fundamentales que tal vez tuviéramos un poco olvidados. Ahora mismo cualquiera de nosotros daría lo que fuera por dar una clase de taekwondo todos juntos. Nos fijamos en tonterías como el compañero que te molesta”, argumenta.

Lozano reconoce que le preocupa el presente, pero también el futuro. “Estaría muy bien que dieran ayudas al deporte base, porque este año está siendo muy duro para todos”, afirma. “Los grandes gimnasios van a sobrevivir, sin embargo, los clubes de barrio va a ser difícil reflotarlos. ¿Qué va a pasar? Que los grandes van a mejorar los precios y va a ser complicado competir con ellos. Los pequeños podemos ofrecer esos valores, esa formación, esa cercanía. Por eso necesitamos el apoyo colaborativo de la gente para sufragar ciertos gastos a través de poner en valor del trabajo que se ofrece para hacer desde casa”, dice convencido. 

Por último, hace una invitación “a todo quien quiera descubrir nuestro arte marcial”. “Que se ponga en contacto con nosotros que en estos momentos el dinero no es lo más importante, que seamos fuertes, que practiquemos deporte en casa, que todo pasa”, concluye.

El CDV se queda en casa

Sensaciones parecidas experimenta también Enrique Montañés, presidente del Centro Deportivo Vallecas (CDV), cuya entidad aglutina a más de 700 deportistas, chicos y chicas, en 50 equipos de diferentes modalidades (ajedrez, baloncesto, balonmano, fútbol, fútbol sala veteranos, gimnasia rítmica y voleibol) que compiten en torneos autonómicos, federados y en los Juegos Deportivos Municipales.

“Son sensaciones casi irreales. Nuestra rutina ha cambiado de golpe de un día para otro, sin colegio, sin actividades extraescolares, sin salir a la calle, porque está claro tenemos que quedarnos en casa. Es la única forma de contener la expansión del virus, proteger a los grupos de riesgo y ayudar a aliviar la sobrecarga de nuestro sistema de salud”, explica el dirigente vallecano. “En el CDV hemos cancelado todas nuestras reuniones y actividades presenciales y estamos trabajando desde casa con algunas ideas que ayudarán a sobrellevar el aislamiento, y prepararse en lo posible física y técnica y mentalmente”, añade. 

Entre las iniciativas puestas en marcha está el curso online de ajedrez, con los monitores de CDV, para implantar una plataforma a distancia, con los alumnos de la escuela municipal de convenio del CDV y del colegio Stella Maris de videos y clases temáticas. Y también las alumnas de la escuela de gimnasia rítmica de la entidad participan en las clases en directo de preparación física y entrenamiento funcional que imparte la Real Federación Española de Gimnasia a través de Instagram grabando vídeos para compartirlos a través de las redes sociales en el hasta #yoEntrenoEnCasa. 

Además, Montañés señala que algo parecido están haciendo los entrenadores de baloncesto, balonmano, fútbol y voleibol, con clases prácticas de técnica y preparación física a distancia, “para sobrellevar el aburrimiento y no dejar de realizar deporte”, apostilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 3 = 4

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.