Cañada Real: 500 días a oscuras y seguimos luchando

Algunas de las mantas y ropas de abrigo recogidas en la campaña de apoyo vecinal. Foto: Asociación Tabadol

Por Plataforma Cívica de Apoyo a la Lucha por la Luz de Cañada Real Galiana

En este duro invierno, los habitantes de la Cañada Real siguen abandonados por nuestras administraciones públicas. El próximo 14 de febrero se cumplirán 500 días y 500 noches desde que se les cortó repentinamente el suministro eléctrico. La indignidad de la falta de respuesta por parte de las instituciones contrasta con la dignidad de la resistencia y la lucha pacífica, firme y decidida, de los habitantes de la Cañada. Siguen a oscuras, pero siguen luchando por las mismas justas reclamaciones: el restablecimiento del suministro eléctrico y que se les permita realizar los contratos para poder pagar la luz.

Una resistencia que también es posible gracias al apoyo cada vez más extenso de la ciudadanía. Quien conoce de la grave y sistemática violación de derechos humanos que se está produciendo en la Cañada, no puede dejar de mostrar su indignación ante los hechos y su solidaridad hacia sus habitantes. A la Plataforma Cívica llegan constantes muestras de apoyo desde diferentes ámbitos y con distintos formatos. Periodistas nacionales e internacionales que quieren dar a conocer la realidad de la Cañada; asociaciones y organizaciones con acciones como la que realizaron Boa Mistura y los vecinos de la Cañada encendiendo en Navidades guirnaldas solares para reclamar la vuelta de la luz; vídeos de personas con relevancia pública reclamando la luz y los contratos; actividades de estudiantes de diferentes universidades; o la simple oferta que realizan ciudadanos de Madrid, pero también del resto de España e incluso del extranjero para ayudar en lo que se necesite, como a través de la campaña de apoyo a vecinos de Cañada, con la que se recogieron 87 mantas, ropa de abrigo y fondos para adquirir 80 estufas de gas, 10 de leña, 17 calentadores de agua y 17 bombonas de gas. Y en la misma línea sigue trabajando la propia plataforma, con acciones como la solicitud de ayuda urgente a 11 Relatores especiales de Naciones Unidas, a través de una carta el pasado 17 de enero, o al nuevo Defensor del Pueblo, en la próxima reunión que se tendrá con él.

Nuevas movilizaciones

La situación es muy grave y las autoridades siguen sin hacer otra cosa que hablar de planes de realojo para un futuro incierto y de un determinado número de familias. Pero la presión ciudadana y de las organizaciones e instituciones defensoras de derechos humanos es cada vez mayor y se empieza a notar su efecto en quienes han de tomar las decisiones. Por eso, esa presión ciudadana ha de continuar y con más fuerza que nunca. En esa línea, la plataforma convoca a toda la ciudadanía a una concentración el próximo 20 de febrero, que, precisamente, es el día de la Justicia Social y queda enmarcado en la semana de la lucha contra la pobreza energética. El apoyo de cada persona es imprescindible. Juntos conseguiremos que se haga real la Justicia Social para los habitantes de la Cañada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

89 + = 90

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.