Aplazado dos meses el desahucio de Ángel en Vallecas

Ángel (de rodillas, primero por la izquierda) posa con las personas que vinieron a impedir su desahucio

En este tiempo, su intención es conseguir un alquiler social o negociar una nueva vivienda social

Por Guillermo Belinchón

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas, junto a otros colectivos de distintos barrios, se congregó el lunes 26 de julio en la calle de Robles (Puente de Vallecas) para paralizar el desahucio de Ángel, a pesar de que la propietaria del piso, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), aplazó el desalojo por 60 días. La gestión por parte de la entidad fue tan tardía que Ángel no pudo saber hasta el mismo día si el aplazamiento era oficial, o si continuaba el desahucio programado de su vivienda.

“El martes pasado, el intermediario de la negociación entre la Sareb y nuestra asamblea recibió una llamada de esta entidad dándome un aplazamiento de dos meses. Hoy nos hemos reunido aquí porque la Sareb, como es habitual, presentó el aplazamiento al juzgado el jueves a última hora, cuando el lanzamiento era a las 9 de la mañana. Mi procuradora se enteró el viernes, pero tampoco me dijo nada y entonces me encontraba en la incertidumbre de si, al final, se iban a presentar a desahuciarme o no”, cuenta Ángel.

Este vallecano vive de la venta ambulante de artesanía y tiene un puesto fijo en El Rastro. Asegura que, debido a la crisis de la Covid, no pudo hacer frente a los gastos de su antigua vivienda y fue desahuciado por no poder pagar un mes de alquiler, justo antes de que llegaran las ayudas del Estado. Además, explica que consiguió esta nueva casa en la calle de Robles gracias a los vecinos de los alrededores y que siempre tuvo un trato cercano y amistoso con los demás propietarios: “Con la comunidad muy bien, intenté pagar la luz y el agua, pero los vecinos no me dejaron hacerlo. Resulta que la Sareb tiene una deuda de más de 9.000 euros con esta comunidad y según les han dicho sus abogados, si yo pago la luz y el agua, es posible que esa deuda la tenga que asumir yo”, argumenta Ángel.

Los activistas, a las puertas del número 4 de la calle de Robles

Objetivos

Su objetivo es conseguir que Sareb le permita pagar un alquiler social. Desde la asamblea de PAH de Vallekas se está intentando negociar con la entidad bancaria para conseguirlo. “De momento, no hemos conseguido negociar con ellos para conseguir un alquiler social porque, según dicen, yo no sigo los criterios de vulnerabilidad que ellos contemplan. Desde la asamblea estamos intentando hacerles entender que esos criterios están obsoletos”, añade.

Éste es el segundo intento para desahuciar a Ángel. El primero, el 7 de julio, fue impedido por el apoyo de más de 50 personas que se agruparon para protestar contra el desalojo. “En estos días mi objetivo es ganar fuerzas y tiempo para la negociación, y ya prepararnos de cara a septiembre. Mi intención es quedarme en el piso en donde estoy con un alquiler social, o incluso negociar un cambio de vivienda, pero con un alquiler social”, enfatiza Ángel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 39 − = 32

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.