Batalla por la utopía

0 78

EDITORIAL.

Reivindicar la utopía, reclamando un “puerto de mar para Vallekas”. Es el objeto de la Batalla Naval, que se ha convertido en una de las señas de identidad más importantes de nuestro barrio. “Intergeneracional, intercultural, utópica, reivindicativa, lúdica, alegre y divertida”, la Batalla Naval combina lo lúdico con lo reivindicativo, eligiendo cada año una causa social de actualidad y ligándola a la celebración. Y este evento puede ser un estupendo ejemplo de la reciente historia vallecana protagonizada por los propios vecinos.

Quizás, una de las razones que haya hecho posible llevarla hasta aquí, después de 37 años, es la forma en que la Cofradía Marinera viene trabajando, según se define este mismo colectivo: “somos una asociación sociocultural abierta, plural y tolerante, con funcionamiento asambleario, compuesta por personas independientes con distintos tipos de militancias, líneas de pensamiento y estilos de vida. Una organización sin ánimo de lucro, autofinanciada…”

A veces no reparamos en el valor de las acciones puestas en marcha por pequeños grupos o colectivos, acciones que, si bien empiezan siendo pequeñas, con el correr de los años van puliéndose y generando modos de hacer que son referencia, tanto para los propios miembros del grupo como por la acción que llevan adelante. Modos que, si se mantienen, pueden conseguir una creciente influencia y desarrollo. En el caso de la Cofradía es muy claro: 30 personas organizadas convocando anualmente a unas 15.000.

Los vecinos sencillos, a quienes se les conoce por su nombre y no por sus apellidos, en muchos casos, son los verdaderos “protagonistas” de la historia que se construye día a día en los barrios. Personas que, sin pensar en el cálculo egoísta de qué les puede reportar a ellas lo que hacen, ponen en marcha acciones junto con otros, por coherencia y gusto por compartir. Éstos son los protagonistas de unas acciones, que se convierten en otras y en otras… y van haciendo la “verdadera historia de los vecinos, de los barrios”.

Una de estas acciones puede ser Ser de mar, documental que registra la historia de este colectivo, realizado con un sistema asambleario de producción que fue “un auténtico experimento”, según expresa su director en el reportaje que publicamos este mes, y que salió adelante porque “la coherencia predomina” en la Cofradía. Haciendo balance, nos explicaba: “Ha sido un proceso precioso, y ahí está el resultado… Y lo bueno de ese resultado es que es atemporal, no va a envejecer. Puedes verlo cualquier año que esté por venir y parece que se ha hecho ayer”.

 

¡PARTICIPA, LEE, APOYA VALLECAS VA!

Como siempre podéis encontrar Vallecas Va en papel en los lugares habituales o lo podéis descargar en formato PDF aquí.

También os recordamos que Vallecas Va está abierto a vuestras cartas, opiniones, artículos, etc. Si queréis enviar una colaboración escribid a: prensa@vallecas.com.

E igualmente si queréis poner publicidad en nuestro medio, lo cual también agradecemos, podéis informaros al respecto escribiendo a: jesus.arguedas@vallecas.com

Tagged with: ,
Vallecas VA

Vallecas Va, un medio al servicio del barrio

View all contributions by Vallecas VA

Website: http://vallecas.com

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTÁCTANOS

Si tienes algo que contarnos no dudes en escribirnos:

prensa@vallecas.com
roberto.blanco@vallecas.com
---------------------------------------------
Vallecas Va
Apartado de correos Nº72004
28080 Madrid

PUBLICIDAD

Si quieres poner publicidad en Vallecas VA, en su versión en papel o digital, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Contactar con: Jesús Arguedas Rizzo
Tlfno.: 91 380 42 52
Correo: jesus.arguedas@vallecas.com

EQUIPO VALLECAS VA

Director: Jesús Arguedas Rizzo
Redacción: Roberto Blanco
Diseño y maquetación papel: Pardetres.net
Web y Redes Sociales: Daniel Araya Q./Kimün

¡Apuntate a nuestro Boletín!